Coma diabético

Raúl Rodríguez Por Raul Rodriguez, Licenciado en Biologia por la Universidad de Murcia.


Ultima revisión: 17-11-2021


Coma diabético

El coma es relativamente raro en la diabetes diagnosticada, pero es muy importante conocer las situaciones que aumentan el riesgo de coma.

Causas del coma diabético

Las principales causas de coma en personas con diabetes son consecuencia de niveles de glucosa en sangre muy bajos o muy altos. Las tres causas más comunes de coma en personas con diabetes son

  • Hipoglucemia grave
  • Cetoacidosis diabética
  • Estado hiperglucémico hiperosmolar

Hipoglucemia grave y coma

La hipoglucemia grave (niveles muy bajos de glucosa en sangre) puede provocar la pérdida de conciencia y el coma si no se trata. En la mayoría de los casos, el cuerpo restablecerá los niveles de azúcar en sangre a la normalidad liberando glucagón para aumentar los niveles de azúcar en sangre. Es más probable que se produzca un coma por niveles bajos de glucosa en sangre si:

  • Se toma una gran sobredosis de insulina
  • El alcohol está en el cuerpo durante la hipoglucemia
  • El ejercicio ha agotado el suministro de glucógeno del cuerpo

Cetoacidosis diabética y coma

La cetoacidosis diabética es un estado peligroso de tener niveles de glucosa en sangre muy altos (típicamente por encima de 17 mmol/L) en combinación con altos niveles de cetonas. La cetoacidosis puede producirse si el organismo se queda sin insulina y, por tanto, es un factor que deben tener en cuenta las personas con diabetes de tipo 1.

La insulina puede evitar que los niveles de cetonas aumenten y ésta es la razón principal por la que se aconseja a las personas con diabetes que nunca se salten sus inyecciones de insulina a largo plazo (basal).

El coma es una de las complicaciones más peligrosas que pueden derivarse de la diabetes. El coma es un estado grave de inconsciencia en el que una persona no responde y no puede ser despertada. En las personas con diabetes, las causas más comunes del coma son los niveles muy altos o muy bajos de glucosa en sangre.

Los niveles muy bajos de glucosa en sangre que conducen al coma pueden ocurrir si las personas se inyectan demasiada insulina para las comidas y las actividades que realizan. En la diabetes de tipo 1, puede producirse una complicación peligrosa a corto plazo conocida como cetoacidosis, que puede llevar al coma si no se trata rápidamente.

 

Las personas con diabetes de tipo 2 tienen menos probabilidades de sufrir una cetoacidosis, pero pueden desarrollar una condición peligrosa conocida como Estado Hiperglucémico Hiperosmolar, que puede conducir al coma.

El estado hiperglucémico hiperosmolar puede producirse si los niveles de glucosa en sangre son muy elevados, normalmente superiores a 40 mmol/l. Es importante saber reconocer los síntomas de los niveles muy bajos y muy altos de glucosa en sangre para evitar que estos estados conduzcan al coma.

Los síntomas de un nivel muy bajo de glucosa en sangre son los siguientes

  • Dificultad para concentrarse
  • Confusión o pánico
  • Comportamiento desordenado o irracional
  • Convulsiones

Los síntomas de una glucemia muy alta incluyen:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Respiración inusual, ya sea rápida o dificultosa
  • Sed extrema
  • Desorientación

Los síntomas de la cetoacidosis incluyen náuseas, vómitos, deshidratación, desorientación y respiración profunda y dificultosa. Si una persona con diabetes presenta estos síntomas, solicite ayuda médica de urgencia, ya que puede producirse una pérdida de conciencia y un coma.

La enfermedad en la diabetes de tipo 1 puede provocar niveles elevados de glucosa y cetonas en la sangre. Es aconsejable hacer pruebas de cetonas durante los periodos de enfermedad para evitar que se produzca una cetoacidosis.

Coma diabético en el momento del diagnóstico de la diabetes de tipo 1

Si los síntomas de la diabetes de tipo 1 no se detectan con la suficiente antelación, puede desarrollarse una cetoacidosis que conduzca al coma antes de que se realice el diagnóstico. Es posible que los médicos no diagnostiquen correctamente la diabetes en su primera presentación.

Aproximadamente 1 de cada 4 pacientes diagnosticados de diabetes de tipo 1 presenta signos de cetoacidosis. Coma hiperosmolar no cetósico En la diabetes de tipo 2, los niveles de insulina en el organismo suelen impedir que los niveles de cetonas aumenten demasiado.

Sin embargo, cuando los niveles de glucosa en sangre son muy elevados (normalmente por encima de 33 mmol/L), puede desarrollarse una condición peligrosa denominada Estado Hiperglucémico Hiperosmolar (EHIM).

Los periodos de enfermedad o la falta de medicación suficiente para la diabetes pueden conducir al desarrollo del Estado Hiperglucémico Hiperosmolar. Los síntomas del HHS incluyen sed extrema, desorientación, náuseas y vómitos. Si una persona con diabetes presenta los síntomas anteriores, solicite ayuda médica, ya que puede perder el conocimiento y entrar en coma (coma hiperosmolar no cetónico hiperglucémico).

Prevención del coma diabético

La siguiente recomendación puede ayudar a prevenir la aparición del coma diabético:

  • Estar atento a los síntomas de la glucosa alta y baja en sangre
  • Comprobar los niveles de azúcar en sangre, especialmente durante los periodos de enfermedad
  • Beber alcohol de forma responsable
  • Evitar el alcohol después de un ejercicio intenso
  • Tener cuidado con la hipoglucemia por la noche después del ejercicio (si se toma insulina o sulfonilureas)
  • Comprobar la presencia de cetonas si los niveles de glucosa en sangre son altos (diabetes tipo 1)