Dieta Paleo

Raúl Rodríguez Por Raul Rodriguez, Licenciado en Biologia por la Universidad de Murcia.


Ultima revisión: 17-11-2021


Dieta Paleo

La dieta paleolítica (o paleo) se basa en la alimentación que se cree que es similar a la dieta diaria de los cavernícolas.

La teoría es que la comida con la que sobrevivían los hombres y mujeres de las cavernas es buena para la salud porque era lo que el cuerpo humano estaba destinado a comer.

Se cree que las dietas paleolíticas son especialmente útiles para las personas con diabetes, con posibles beneficios como la pérdida de peso, el aumento de la sensibilidad a la insulina y la mejora de la salud del corazón.

¿Qué es una dieta paleo?

Una dieta paleo bien formulada suele parecerse a una dieta baja en carbohidratos.

El objetivo es comer alimentos frescos y eliminar los alimentos procesados, incluidos los lácteos, los almidones y el azúcar refinado.

Una dieta paleo suele ser

  • Más baja en carbohidratos
  • Más alta en proteínas
  • Moderada o más alta en grasas

Las dietas paleo se clasifican en dos grupos de alimentos: dentro y fuera.

Los alimentos preagrícolas/animales, como la carne roja y el pescado, están dentro, pero los alimentos de la era neolítica, como los cereales y los lácteos, no.

Esto elimina muchos de los aspectos negativos de la dieta occidental.

El alcohol, los productos lácteos y el café son generalmente rechazados en la dieta, pero algunas personas pueden optar por modificar su dieta para permitir estos alimentos en ocasiones.

Depende de lo estricto que se quiera ser.

Se recomienda un buen consumo de verduras sin almidón cuando se sigue la dieta.

¿Por qué alguien seguiría una dieta paleo?

Muchas personas que siguen dietas paleolíticas quieren volver a sus raíces y comer de forma más saludable.

Los defensores de esta dieta sostienen que los seres humanos pudieron vivir y prosperar con ella durante 40.000 años y que las enfermedades del estilo de vida moderno podrían prevenirse volviendo a los alimentos paleo.

Las personas con diabetes pueden obtener varios beneficios de la dieta paleo, mejorando su salud y reduciendo el riesgo de desarrollar complicaciones de salud en el futuro.

¿Cómo funciona la dieta paleo?

Como la mayoría de los alimentos e ingredientes de la dieta son bajos en carbohidratos, se reduce la necesidad de insulina en el organismo.

Esto puede ayudar a prevenir la resistencia a la insulina y a reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud como niveles altos de glucosa en sangre y enfermedades cardíacas.

No hay proporciones fijas de macronutrientes en una dieta paleo, pero las fuentes de la dieta paleo tienden a coincidir en que los macros deben estar en torno al 20% de carbohidratos, el 30% de proteínas y el 50% de grasas.

Con los alimentos paleo es menos necesario un control estricto de las porciones que con las dietas bajas en grasas.

Sin embargo, hay que tener cuidado de no abusar de alimentos como la fruta, los frutos secos o el exceso de carne.

Beneficios de la dieta paleo

La pérdida de peso es el beneficio inicial más perceptible de la dieta paleo, que se deriva de una alimentación baja en carbohidratos, la eliminación de los alimentos procesados y el consumo de muchas verduras.

La reducción de la grasa corporal y el aumento de la masa muscular son otros posibles beneficios de la dieta, ya que es baja en carbohidratos y relativamente alta en proteínas.

Otros beneficios son el aumento de los niveles de energía, la mejora de la salud del corazón y la reducción de la inflamación.

Efectos secundarios de la dieta paleo

Como hay que excluir ciertos grupos de alimentos en la dieta paleo, el cuerpo puede tardar en adaptarse.

Como consecuencia, pueden producirse algunos efectos secundarios, pero no son iguales para todo el mundo; algunos pueden no experimentar ningún efecto secundario.

Un efecto secundario común es cansancio debido a la dieta baja en carbohidratos.

Al principio, algunas personas pueden experimentar fatiga y falta de energía.

Esto tiende a desaparecer en pocos días.